SI GANA EL PRI, PIERDE MÉXICO.

A como de lugar los chicos de Atlacomulco pretenden consumar el “atlaco” electoral, sin importarles las consecuencias, aunque esto ponga al país a una nada de caer al despeñadero (en doble sentido de la palabra) sin retorno, pues para ellos el botín electoral justifica los medios, por más criminales que sean y ofendan a la sociedad.

El PRI necesita ganar en el Estado de México por varias razones, a saber:

Aunque sea de panzaso su triunfo, seria un golpe mediático en contra de AMLO, un respiro para PEÑA NIETO, después de tantas malas noticias y de una tendencia a la baja en la aprobación de su gestión, se diría que la gente está por la continuidad y no por el cambio.

El Estado de México representa una fuente de financiamiento ilegal de las campaña electoral venidera, es claro que de quedarse con la gubernatura del Mazo Maza estaría comprometido a apoyar y financiar ilegalmente la campaña presidencial del PRI, bajo el esquema del ciclo de corrupción que cada tres años se renueva en ese estado con empresas corruptas y corruptoras como las constructoras OHL MÉXICO, ODEBRECHT y otras, las cuales a lo largo de las campañas electorales a cambio de millonarios sobornos han obtenido prebendas y beneficios que compensan con exceso los pagos hechos a los políticos, todo a costa del pueblo mexiquense.

De ganar el Estado de México, se consolidaría la captura y secuestro del padrón electoral de ese estado, el más numeroso de los estados, en beneficio y como piso del PRI, y de su ya próxima campaña, y por otra parte, incrementaría el margen de maniobra de Peña Nieto para designar a su sucesor, fortaleciendo sus correas de mando sobre el proceso sucesorio.

Por eso MORENA, no tiene opción, tiene que revertir el falaz resultado y llamar a la movilización nacional en defensa de la democracia, en defensa del voto y repudio a las autoridades electorales corruptas y omisas, para MORENA, llegó la hora de imponer la voluntad del pueblo, y sacar a patadas del poder a la criminal clase politica, porque las autoridades electorales no lo harán por obediencia y sumisión, pues hasta la fecha han sido invisibles ante el “atlaco” a la voluntad popular.

Finalmente la elección en el Estado de México puso, una vez más, en evidencia la decadencia del PRD, su vocación palera del gobierno, el oportunismo de sus dirigentes y el papel de esquirol de la izquierda, y la ambición de MANCERA de usarlo para parir su candidatura presidencial de mano de la BARRALES, que dan pena ajena.

el ciudadano

Deja un comentario

Archivado bajo Colaboraciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s