CARNAVAL 17

Uno de los reclamos mas sentidos de la sociedad frente a sus gobernantes es la transparencia gubernamental para satisfacer la exigencia de información pública que cada ciudadano tiene como derecho humano de tercera generación, en la perspectiva que estos son progresivos, es decir, no son estáticos, se actualizan para acotar el desmedido crecimiento de las instituciones, modernidad y complejidad del estado, lo que representa un verdadero reto para que la luz publica este aclarando invariablemente todas las acciones de gobierno.

En ese sentido, por años la población a reclamado la rendición de cuentas en la celebración del carnaval, como fiesta popular regional que debería de ser, a fin de tener claridad sobre su programa, financiamiento y base legal para su desarrollo, es decir quien es el responsable de su ejecución y desarrollo; quien es el responsable del gasto público, del estado de resultados de la actividad en sus distintos planos, taquilla, cerveza, derecho de piso y demás aspectos y reglones que implica el evento; y, quien es el responsable, que todas las anteriores actividades estén contempladas en la ley y se ejecuten conforme a la norma, para evitar trampas, dispendio o corrupción.

Por lo tanto la autoridad municipal se esta tardando en informar puntualmente el resultado financiero del carnaval, porque su programa y desarrollo, ya a sido juzgado como un verdadero desastre desorganizado, es decir se nos debe una explicación del origen, uso y destino de los recursos públicos y del origen, uso y destino de los recursos privados si los hubo, porque el silencio es cómplice y llama a la desconfianza y a pensar que se oculta algo malo o grave.

Los resultados financieros del carnaval, y el pésimo desempeño en su organización y realización, nos llevan a preguntar quien organizo el evento, sobre que base lo hizo, cual es la responsabilidad política, legal y económica de los artífices de este verdadero desastre, que además malogro la imagen de nuestro puerto, como agravante, es la autoridad municipal la responsable, o será un verdadero Ajedrez encontrar a los responsables, o bien seria producto de una convenida asociación para violar la ley y aprovechar para fines particulares el evento,  en fin mientras no exista cuentas claras tenemos derecho a pensar que el silencio se debe al desaseo en la realización de esta actividad.

Compartimos el deseo de los Guaymenses de tener un carnaval a la altura de las circunstancias que mezcle lo mejor de antaño, con la modernidad, en un plano familiar, por eso reprobamos el oportunismo de los críticos actuales, priistas oportunistas que también han medrado de la actividad pública y que cuando han desempeñado cargos públicos, no se han destacado por la rendición de cuentas, condenando lo que para ellos fue una practica común en el pasado, por lo tanto, nos deslindamos de ese canto de las sirenas.

el ciudadano.

 

 

 

 

Deja un comentario

Archivado bajo Colaboraciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s