GRUPO MÉXICO, DEPREDADOR SOCIAL

La Minera de Cananea, pertenece al depredador social denominado GRUPO MÉXICO, propietario entre otras empresas de compañías  mineras y ferrocarrileras de sus varias, su dominio factorial esta en toda América, desde Estados Unidos de Norteamérica pasando por México hasta el Perú, lo que nos da una idea de su poder económico, mas allá de los estados nacionales, pues su producción industrial juega en los números globales en los primeros lugares de las mineras.

Es una empresa que fue beneficiada en la época de Zedillo, con la privatización de la industria ferrocarrilera nacional, a ella le toco apropiarse de los que era el Ferrocarril del Pacífico, S.A. de C.V., que tenia sus talleres generales en Empalme, Sonora, con una planta laboral cercana a los cinco mil ferrocarrileros, todavía hasta su transformación con la fusión en FERROCARRILES NACIONALES DE MÉXICO, REGIÓN PACÍFICO, por lo tanto, una fuente de trabajo de primera importancia.

Sin embargo gracias al proceso privatizador de la industria nacional estatal, iniciado desde al época de Salina de Gortari, los ferrocarriles pasaron a manos de la iniciativa privada, sin deudas y después de reducir drásticamente su planta laboral que mando al paro laboral a miles de trabajadores ferrocarrileros y a la miseria a sus millares de pensionados y jubilados, por lo tanto este sector fue el pionero en esta rodada privatizadora de empresas y ganancias para el capital, en esta dinámica el Grupo Mexico, medra con los bienes nacionales y sus trabajadores, pues su rapiña se basa en explotar la concesión ferrocarrilera sin invertir en ampliar la red y brindar el servicio de transporte de pasajeros, como esta establecido en título concesión, sin cumplir sus obligaciones en ese sentido, pero que implica aumentar sustancialmente sus ganancias al enfocarse únicamente en el movimiento de carga que es el más redituable en términos de ganancias, las cuales se incrementan dadas las condiciones de trabajo a que somete a sus operarios, pues esta al amparo de un sindicato charro, permisivo en el abuso laboral y de un escueto contrato colectivo, ayuno de prestaciones superiores a las de la ley, como lo fue en el pasado.

Por eso decimos que Grupo México, no solo en la Minera de Cananea, es un depredador social y criminal ecológico, en el campo laboral también lo es.

el ciudadano.

Deja un comentario

Archivado bajo 1

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s