LA COSA NO PARA AHÍ

Las llamadas reformas estructurales, cambiarán el rostro de México, que paso de un estado benefactor a un estado depredador, en donde el mercado impone sus condiciones a la clase política en general, que vive a sus expensas y condicionada a sus presiones y chantajes, en virtud de la fuerza económica y mediática de la que hace gala, sin recato.

Por eso decimos que la cosa no para ahí, el proyecto de transformación de las instituciones, que el capital y el priismo llevan adelante, contempla también la seguridad social, para eso, al igual que a la antigua industria estatal PEMEX y CFE, desde hace tiempo empezaron con una campaña mediática de desprestigio en contra del IMSS, ISSSTE y de cualquier otra que brinde seguridad social a la población, acusando a dichas instituciones de ineficientes, no obstante que a lo largo de los años han sido sus propios detractores quienes les han cortado y recortado su presupuesto, abaratado los servicios, reduciendo su cuadro básico de medicamento y poniendo freno a las incapacidades laborales, que ha ocasionado que un gran número de trabajadores quede invalido o incapacitado, antes de lograr que se reconozca su condición vulnerable de salud, de tal manera que las grandes empresas, son productoras, no solo de ganancias, si no de trabajadores enfermos, como en nuestro entorno los es Maquilas Tetakawi.

De ahí la advertencia, la cosa no para ahí, a paso firme y sin limites el estado, ha recortado prestaciones a los trabajadores del sector salud, en dos ejes, el recorte y ajuste de las prestaciones contractuales de los trabajadores del IMSS y la nueva Ley del ISSSTE, que en realidad fue lo mismo, después creo el seguro popular con miras a crear el seguro universal de salud, que implica la fusión de todos los servicios de seguridad social en uno solo, pero rebajando a los estándares de servicio a los del seguro popular, que permitiría al capital privado la oferta de seguridad social, en sustitución a la que el estado no brindaría con la reforma al sector salud, y así privatizar los servicios de salud y de nuevo México, en venta de garage.

Por eso decimos la cosa no para ahí.

el ciudadano.

Deja un comentario

Archivado bajo 1

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s