LOS SIMULADORES

Es fácil ubicarlos, aparecen como hongos en cada zafra electoral, los hay de varios tipos, unos van en serio, otros para ver que pescan en el río revuelto, pero todos tienen un común denominador, son tramposos.

La mayoría detenta un cargo público, en el sentido estricto de la palabra, pocos, muy pocos, son honestos y muchos han vivido de la política, en el sentido amplio y peyorativo de la palabra.

Con su desmedida ambición contaminan con ruido nuestro entorno, así oímos su simplona propaganda anunciando que llego la hora de tener gobernadora, todo el día, y uno piensa que culpa tengo yo, de tanta estupidez.

Pero ni es la única pretensa, otros contaminan visualmente, en espectaculares acompañados de celebridades, a quien acompañan claro esta, otros, resaltando su gestión, que causa indigestión.

Otros, según ellos, más inteligentes, abordan, por no decir asaltan los medios de comunicación, con los más burdos pretextos, haciéndose lo benefactores de las acciones más variadas.

En fin, los simuladores a falta de talento, lo que quieren es aparecer en la foto, es decir estar visible, aunque sea con nuestro dinero, que no es de ellos, pero lo gastan, como si lo fuere.

Lo mismo, son rojos, que azules o que amarillos, y uno que otro, que anda por la liebre, no la libre, pero todos violan la ley, si todos son delincuentes electorales, y así debemos de considerarlos y denunciarlos.

No es tiempos de precampañas, no son tiempos electorales y sin embargo la partidocracia y la mafia de políticos, que hicieron las leyes no las respetan, son los primeros en violar la ley, y con ello nos muestran que harán si detentan un puesto, seguir violando la ley.

el ciudadano.

1 comentario

Archivado bajo 1

Una respuesta a “LOS SIMULADORES

  1. Raúl Zúñiga Ramírez.

    MUY BUENA FOTO DE LOS SIMULADORES, ES LA DESCRIPCIÓN QUE HACE DE ELLOS EL “CIUDADANO”.
    Los simuladores en tiempos preelectorales, bien que dan color cuando cuaja en un puesto público al que se dedicaron a levantarle el rabo. Revisen la nómina de empleados municipales, y en ella localizarán a gente de las alcantarillas “políticas”: desde simples borrachos coleros, caza ubres lechosas de dineros municipales, hasta empresarios que transan el otorgamiento de obras públicas.
    Es por eso que al término de cada trienio, los resultados urbanos no se ven, solo se ve el progreso en la camada de nuevos “políticos” ricos y en su propaganda persiguiendo el nuevo hueso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s