CENÁCULOS:

Los mexicanos somos esclavos abyectos que hemos nacido para callar y obedecer y no para discurrir en las grandes cuestiones del estado.

Así ocurrió ayer y ocurre hoy mismo, con la claudicación petrolera, por cuenta de una pequeña mafia que ha decidido por todos en asunto tan delicado.

Son los mismos cenáculos que en 1810 decidieron la “independencia” de México, sobre el sentir general popular que deseaba aún seguir formando parte del gran imperio español.

Escrito está en nuestra historia que los mexicanos, de haber sido consultados en materia tan trascendente, hubieramos votado a favor de la continuación del imperio de Maximiliano, sobre la “república” deseada por las lógias masónicas juaristas, serviles desde entonces a la judiería internacional.

En fin, callemos y obedezcamos como fue nuestro destino… entreguemos resignados a los piratas sajones nuestro petróleo, como lo decidió ya por todos, el minúsculo cártel peñanietista…!

(-eusebioosuna)

Deja un comentario

Archivado bajo 1

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s