REFORMA MIGRATORIA O CARRERA DE OBSTACULOS

La reforma migratoria impulsada por un grupo bipartidista, es decir de los partidos Demócrata y Republicano, en el congreso de Estados Unidos, es en realidad un largo camino, que conduce a la ciudadanía o a la deportación, de quienes se acojan a ella.

El primer obstáculo en vencer, para el migrante ilegal, es permanecer en el suelo norteamericano hasta que se promulgue y entre el vigor la llamada acta de seguridad fronteriza, oportunidad económica y modernización de la inmigratoria, como se llama realmente la mal llamada reforma migratoria, pues de otra forma no será elegible para iniciar su proceso de ciudadanía.

Después de ello, deberá acreditar que esta en el vecino país, desde antes del 31 de diciembre de 2011, no haber sido sancionado por algún delito y haber desempeñado un trabajo, que le ha permitido vivir por arriba del decil de la pobreza.

Una vez que acredite los requisitos anteriores, que no son fáciles, porque muchos de los ilegales no han utilizado su verdadero nombre o bien no han tenido trabajos que les permitieran vivir por arriba de la linea de la pobreza o tener sus documentos personales en regla, deberán de pagar una cantidad aproximada de mil dólares y los impuestos que les fijen, para lograr el estatus de de registro provisional de inmigración, es decir de acogido al proceso de regularización, pero sin tener todos los derechos y solo lo somete a un estatus provisional.

En caso de no reunir los requisitos anteriores, el inmigrante será deportado, pues estará a merced de la migra, pues la autoridad puede revocar en cualquier momento el estatus provisional.

El solicitante, ya admitido en el programa, deberá de permanecer durante seis años, con trabajo que le permita vivir por arriba de la linea de la pobreza, no delinquir durante ese lapso, no haber sido deportado anteriormente y dominar el idioma ingles, para pasar al segundo filtro, o en caso, contrario, será deportado, pues seguirá a la mano de la migra.

Una vez cubierto, el pago de derechos correspondiente y acreditar haber contribuido al fisco, oportunamente, el interesado, pasara a la siguiente etapa, por otro cuatro años, en los que deberá vivir arriba del nivel de la pobreza, contribuir al fisco, no cometer ningún delito y haber aprendido el ingles, para estar en posibilidad de ser aspirante a la ciudadanía norteamericana, en tanto se les otorgara la llamada tarjeta verde, para laborar.

Así, pasadas, las etapas anteriores, se podrá solicitar la ciudadanía, en un proceso lleno de vicisitudes, que en cualquier momento puede llevar a la deportación a miles de ilegales, que no satisfagan los arduos requisitos, tomando en cuenta las condiciones personales, sociales, económicas y culturales de quienes se ven obligados a perseguir el “sueño americano”.

Vale recapacitar en lo señalado, porque en algunos estados de la unión americana, hasta conducir sin licencia, es un delito, o bien es difícil que la mayoría de ellos, tengan los documentos que acrediten su vida laboral o bien, tener el nivel cultural que les permita, aprender y dominar el ingles o bien, contar con documentos de identidad o bien, la capacidad económica para sufragar los gastos del proceso, por eso la reforma migratoria, sin duda, también, conducirá a la deportación inevitablemente a muchos solicitantes, porque a quienes no quepan en ella, se les tratara como delincuentes, aunque su pecado solo sea buscar el trabajo, que en su país no encuentran.

En otra contribución, trataremos los aspectos que devienen, de las medidas de seguridad fronteriza y la persecución de quienes queden fuera de la reforma migratoria.

Armando Saucedo Monarque.

1 comentario

Archivado bajo Colaboraciones

Una respuesta a “REFORMA MIGRATORIA O CARRERA DE OBSTACULOS

  1. cDana

    El problema no es Estados Unidos ni su reforma migratoria en proceso, el problema es nuestro propio país, queremos ir a exigir a otro país lo que no somos capaces de exigir en el propio.

    Los requisitos que se proponen para las personas que ingresaron de manera ilegal y que buscarian regularizar su situación mediante esta reforma no son muy diferentes a los que se les exigen a las personas que buscan hacerlo por la vía legal actualmente.

    Hay demasiada gente que está en espera de su tan ansiada “tarjeta verde” por años y considero que no sería justo que primero se les otorgará a los que se fueron a USA a sabiendas que no tenían oportunidad de legalizarse.

    Veo que si buscamos ser admitidos en otro país por lo menos debemos tratar de apegarnos a las reglas, no se les esta diciendo que no se legalizaran pero tampoco puede ser de un dia para otro.

    Yo creo que hay mucho por hacer en México para evitar que se nos trate de la manera que se nos trata en nuestro propio pais y que las oportunidades que salimos a buscar a otros pais esten disponibles en nuestra propia tierra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s