ACOSO LABORAL

En una sociedad en donde reina el desempleo, la lucha por acceder, mantenerse o ascender a un puesto laboral, es cada vez más encarnizada, porque en época de crisis, como la que vivimos, la oferta de mano de obra supera en mucho la demanda, en todos los niveles, creando situaciones que solo benefician a la patronal, en demérito de los empleados.

Sí además, agregamos que en los ambientes laborales, privan las malas practicas en la relaciones laborales, porque en ellas, encontramos como constantes, la sobre explotación, el machismo, la discriminación, el revanchismo, la corrupción, el amiguísimo y demás conductas, que favorecen el acosos laboral de los trabajadores más débiles, en razón de la posición jerárquica, sexo, edad, capacitación o experiencia, estamos en presencia de lo que los expertos denominan mobbing.

Este fenómeno de acosos laboral, de sometimiento sicológico y despersonalización del trabajador o trabajadora, esta presente en los sectores público y privado, donde la dirección y conducción de las empresas es vertical y despótica.

Por ejemplo, en el sector de las empresas públicas, vivo ejemplo del acoso laboral se da en la planta termoeléctrica de Comisión Federal de Electricidad y en la planta almacenadora de Petróleos Mexicanos, donde el amiguísimo y la corrupción son dos condiciones necesarias para gozar de buen ambiente laboral y un trabajo con ventajas económicas, tienes que ser del grupo de machos, corruptos y agachados, para sobresalir, no importa la capacidad, es necesario ser incondicional y solapar corruptelas de los jefes para estar bien.

En otro plano, en el sector privado, hay que laborar hasta el cansancio, horas extras sin pago, obedecer ciegamente y soportar el trato déspota del jefe y sub jefe, para mantenerse en el puesto, pues además, te exigen que firmes la renuncia al trabajo desde que ingresas a laborar, como sucede en Maquilas Tetakawi, en la plantas procesadoras de mariscos o en los bancos, en esos lugares, como en otros, o te aguantas o te vas, en fin que hay muchas solicitudes de empleo, para el patrón no es problema, hay tela de donde cortar y cada día, más barata.

Agrava esta situación, la inexistencia de organizaciones sindicales, que luchen por mejores condiciones de trabajo y por la salud laboral de sus agremiados, pues están más interesados en las cuotas sindicales y en las prebendas, que en defender a sus agremiados.

Debemos de denunciar y condenar el mobbing, que suceda en cada centro laboral, es necesario dignificar la persona del trabajador o trabajadora, digamos un alto al acoso laboral.

el ciudadano.

4 comentarios

Archivado bajo Colaboraciones

4 Respuestas a “ACOSO LABORAL

  1. Juan Pescador.

    Al trabajador se le amedrenta, incluso, sicológicamente, cuando llega a las oficinas de la Junta Permanente de Conciliación y las de la Inspección Local del Trabajo, ambas de Guaymas; ubicadas allí donde están las oficinas del Registro Civil.
    Estas dependencias que supuestamente velan por la parte más débil de la producción, y que es el obrero en las factorías o los empleados generales en las empresas de servicios; están ubicadas en los altos de ese edificio. Desde que el trabajador se dirige al fondo del edificio, empieza a dudar si efectivamente las oficinas que busca, estarán en los altos; ya que desde las escaleras, empieza un ambiente tétrico, de mugre y de basura en el pasillo. Al llegar a la segunda planta, tiene que esperar a acostumbrarse a la oscuridad y armarse de mucho valor, porque semeja pasadizo apto para un asalto y una violación… y por fin hasta el fondo, una luz débil anuncia las oficinas que van a que los “amparen”.
    Pero el trabajador en ese ambiente, se siente más insignificado, reducido, empacadito para que los patrones se lo vuelvan a tragar.
    Por allí son interminables las filas de trabajadores de las tiendas Ley, que sufren una gran rotación de personal que no retienen más de unos semanas o meses, ya que al trabajador le exigen más que a los esclavos.
    Y afirmamos más que esclavos, porque a éstos el amo los alimentaba, cargaba con sus enfermedades y los enterraba y Ley a los trabajadores, los cambia de repente de los frigoríficos a la tortillería o viceversa. Que se chinguen, que tengan una vida productiva más corta, que al cabo después el pueblo pagando sus cuotas del IMSS, será quien cargue con las costas de sus enfermedades.
    Allí el trabajador se enconcha, digiriendo el ambiente tétrico con las amenazas patronales: “si demandas, te vamos a boletinar y jamás encontrarás nuevo trabajo”, y el trabajador modesto empieza a creer nuevamente en los espantos.

  2. Norma E. Castro Salguero

    Qué perfectamente bien descritas están las lúgubres, pestilentes y corruptas oficinas de “defensa” de los Patrones y no del sector obrero en la parte alta del Edificio del Registro Civil, parece que las vá uno recorriendo a manera que vá leyendo el camino hacia éstas.

    Recuerdo cuando en el AÑO 2000 fuí a la Oficina de la Oficina enlace local de la Junta Federal del Trabajo ubicada en el Edificio Luebbert planta Alta, y fuí a presentar mi demanda laboral en contra de C.F.E. y me atendió un Lic. Covarrubias, un vejete lépero que lo primero que hizo fue hacerme esperar como tres horas para atenderme, lógicamente para que me enfadara y me retirara, y cuando finalmente lo abordé harta de esperarlo y comprendiendo su intención, entré a su oficina, y de pie al frente de su escritorio con aire arrogante y déspota sin ninguna atencion de servidor público empezó a “aconsejarme” para que desistiera de la denuncia por actos de corrupción en contra del corruptísmo y enfermo mental, sexual y todo lo que se le acumule del Ing. Jesús Ernesto Bueno Corvera (a) “El Negro Durazo de la C.F.E. ” y demás funcionarios de primer nivel de la misma paraestatal.

    Lejos de dejarme persuadir por semejante lépero protector de Empresas y Patrones, me fuí a Hermosillo inmediatamente y me presenté en la Junta Federal del Trabajo y hablé directamente con el Subprocurador. Fui sola, nadie me acompañó, mi voluntad y mi indignación han sido mis fieles compañeras siempre. Le presenté mi demanda laboral, y aparte denuncié al léperete Lic. Covarrubias que ni de su nombre me acuerdo, por cierto.

    La narré todos los hechos personalmente al Subprocurador, me dió fecha inmediata, me dijo conocía mi caso, meses había sido publicado ampliamente por el Periódico “El Imparcial y Cambio Sonora “.

    Mi suerte cambió gracias a ésa decisión, luego siguieron las protestas y presiones sociales que le hicimos a la Paraestatal, gracias al trabajo también de un excelente abogado que nos aconsejó que siguieramos con la presión social, el Lic. Raúl Saenz Cota, en fín, le ganamos de calle un pleito laboral y contractual, que muchos trabajadores en ese tiempo de la misma C.F.E. nos auguraban que perderíamos. Nos midieron a la altura de su cobardía e ignorancia, pero se equivocaron, no eramos iguales y jamás lo seremos, los trabajadores de C.F.E. de ése entonces y actualmente, sin duda sigue siendo parte de la tremenda corrupción en la cual se cobijan unos con otros.

    Nada más esos dos periódicos a nivel estatal publicaban las denuncias interpuestas por nosotros en contra de C.F.E. y el Ing. Jesús Ernesto Bueno Covera, por acoso laboral y por actos de corrupción, y su seguimiento, pero presionabamos al periódico “El Imparcial” al principio no quería, pero fuimos y nos le plantamos afuera con una manta grande, finalmente nos atendieron.

    Quien nos dió una amplia cobertua de una manera voluntaria y sin presiones fue el Lic. Horacio Molina Moya cuando laboraba en un noticiero radiofónico en la Super Banda, y no solamente nos entrevistó al aire, también nos asesoró legalmente e hicimos denuncias muy fuertes que sirvieron para llamar la atención de funcionarios de primer nivel de la Zona Noroeste Sonora y Sinaloa. Eramos cuatro trabajadores pero muy “determinados” los cuatro, de los diez que inicialmente empezamos las denuncias.

    Todos los “periodistas más importantes” de los medios y sus propietarios nos entrevistaron pero nada sacaron a la luz pública, en ese entonces como hasta ahora eran los dos periódicos locales como el “Vigía” y la “Voz del Puerto” , de las radiofusoras la FM 105 y la 99.5 quienes ni tardos ni perezosos, pero sí muy corruptos, solamente utilizaron la información para beneficio personal y condonaciones en el pago del recibo de luz y otros beneficios que tienen hasta la fecha, inclusos trabajos de largos tendidos de línea primaria para casas de campo que no contaban con la electrificación requerida.

    Uff….Nada nuevo bajo el Sol de Guaymas…!

    Enlazando un tema con otro, hay que considerar como primer defensa en el asunto de los trabajadores y sus oficinas de protección de explotadores, que deben sumar muchos más los trabajadores ofendidos que los funcionarios que las ocupan para proteger los intereses de los Patrones. Pero mientras sigan acobardados, mientras sigan hechos bolas rumiando sus frustraciones y no se agrupen y rebasen la corruptelas que existen entre los líderes Sindicatos y Patrones, así les seguirá yendo.

    Es cuestión de aventarse, de no temer al “qué diran” protestar en forma masiva, radicalizarse cuando hay justificación, agruparse, insisto, y qué razón más poderosa para hacerlo cuando el agravio es de sus derechos laborales y sus garantías individuales.

    Mientras tanto, seguirá habiendo “valientes” funcionarios en las Juntas locales y Oficina Federal del Trabajo puestos y dispuestos a servirlres a los Patrones explotadores, abusones, y acosadores de mujeres, mientras sigan los COBARDES TRABAJADORES Y TRABAJADORAS guardando un silencio sepulcral, antes que denunciar hechos inadmitibles y reprobables que deben ser ventilados públicamente, de seguro muchos “galanes” y patrones corruptos la pensarían dos veces antes de cometer tan bajos actos de acoso en todos los sentidos.

    El trabajo de los Abogados es imprescindible, pero cómo ayuda la actitud valiente de un trabajador o trabajadora dispuesto a defenderse denunciando a la luz pública, de a cómo pueda y cómo pueda con mayor ayuda actualmente con las redes sociales, todos los hechos de violación a sus derechos, a integridad física y moral…!

  3. On another stage, in the personal industry, we must work to fatigue, overdue extra time, thoughtlessly follow and assistance the despotic therapy of go and deputy go, to remain in workplace, they also need you to indication the waiver perform since you get into to perform, as in Maquilas Tetakawi in fish handling vegetation or financial institutions, in those locations, as in others, or you keep or you, to be able that there are many job programs, for design is no issue, no cut and material where each day, less expensive.
    12 month loans

  4. mientras uno tenga que ser empleado tendra uno que tragar mierda, asi suena el dicho en este pais…lamentablemente los derechos de los trabajadores son aplastados, lejos quedaron los logros de los martires de chicago…al parecer estamos regresando a una esclavitud disfrazada de leyes y poderes economicos….esa es la suerte de nosotros los jodidos…la unica manera de salir del hoyo es por sus propias fuerzas y tragando un poco de mierda al principio….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s