LA CULTURA COMO BOTÍN POLÍTICO.

Inicio esta colaboración con un párrafo que tome del artículo “Caprichos Presidenciales” que aparece en la revista electrónica homozappieng.com.mx, que a la letra dice:

La horticultura puede cambiar de cultivos con frecuencia, porque opera en ciclos muy cortos. En la cultura, los cambios frecuentes son un desastre, porque los ciclos son muy largos. Las instituciones culturales van mejorando lentamente, o pudriéndose lentamente, mientras parece que no pasa nada. Además, la cultura es artesanal: encaja mal en el sistema burocrático. Lo importante en la cultura lo han hecho personas que ni subieron ni bajaron burocráticamente: que, en el mismo puesto y con el mismo título o con ninguno, produjeron cada vez mejor, en ciclos creadores de diez, veinte o treinta años. Por el contrario, mejorar burocráticamente es ante todo recibir un puesto como un peldaño para subir a otro. En la burocracia, quedarse a hacer las cosas bien es anquilosarse, vegetar, exponerse a ser barrido como el odioso detentador de un feudo.

Pues bien, viene ese comentario a raíz de la barrida de personal que lleva a cabo la actual administración municipal en el Instituto Municipal de Cultura y Arte de Guaymas, ejecutada burocráticamente por su actual director Mauro Barrón Robles, quien sin más escrúpulos ha despedido o amenaza con despedir a todo el personal administrativo y cultural del mencionado instituto, sin miramientos y dañando gravemente el acervo o capital humano en materia cultural que existía en este espacio, en el puerto, como si fuera cosa de remplazo mecánico o refaccionarío la sustitución de los promotores y forzadores de la cultura y sus actividades relativas en el municipio.

Efectivamente, como se cita en la parte transcrita, los ciclos culturales son largos, ajenos al voluntarismo o activismo político que aparece en la escena cada tres o seis años, dependiendo del caso, por lo que, la formación de cuadros promotores de la cultura requiere de lapsos mayores a tres o seis años, ya que en los procesos culturales, solo con y a través del tiempo, se construyen las inercias, valores o estructuras que favorecen los contenidos en cada arte, cultura, esparcimiento o contemplación, hasta consolidarse una corriente social que de cabida a todas las expresiones artísticas, que amplían el horizonte cultural en nuestra comunidad, porque con ellas se favorece la formación de valores culturales y artísticos.

Y no me refiero a los funcionarios encargados de la administración del Instituto, que es, hasta cierto punto comprensible su rotación como parte de una administración, aunque de acuerdo a las buenas prácticas promocionales de la cultura, no sea lo mejor y deseable, cuando han funcionado bien, me refiero a los trabajadores culturales y artísticos, esos que llevan años en el quehacer, que han visto pasar generaciones por sus aulas, que incluso han aportado de los suyo para llevar a cabo su labor, a ellos me refiero en esta colaboración, pues aparte de ilegal su cese, es amoral, ingrato e inhumano, o como explicar por ejemplo que al profesor Juan Carlos Casazus Aguilar, con más de 27 años de servicio, se le hubiere despedido, sin más miramientos, sin tomar en cuenta el tiempo, esfuerzo y conocimientos dedicados a su misión, ofreciéndole no la seguridad laboral, sino la miserable cantidad de dos meses de salario por 27 años de servicios prestados, que miseria humana la de estos burócratas.

En fin, la nueva administración no muestra su verdadera faz, ingrata, con aquellos que por años han contribuido a la cultura, incluso, desde antes que los actuales funcionarios tuvieran pleno uso de razón, porque a pesar de las carencias, ignorancia y desprecio de varias administraciones municipales, ellos siempre estuvieron en la trinchera de la cultura.

el ciudadano.

5 comentarios

Archivado bajo Colaboraciones

5 Respuestas a “LA CULTURA COMO BOTÍN POLÍTICO.

  1. Culturera

    Totalmente de acuerdo, la cultura se cocina aparte, o al menos, debiera ser así, es inconcebible que sea manipulada desde la perspectiva de la burocracia revanchista, acomplejada y servil de funcionarios disfuncionales que arriban a la silla nada mas para cobrar viejas rencillas y satisfacer una necesidad de poder producto de no se que carencias emocionales; el caso de la cultura en Guaymas es la viva representacion de la falta de sensibilidad y vision de quien hoy debiera ser su guia, no entiendo como Mauro Barron, quien se dice historiador, amante del terruño y poseedor de un conocimiento bastante amplio en la materia, sea capaz de una actitud por demas indolente, arbitraria, ilegal y resentida, a menos que, (Y me atreveria casi afirmarlo), todo en su persona haya sido una pose para ganarse las simpatías de quienes le conviene al sr, porque alguien que se precie de culto, intelectual, sensible y amante del arte, tiene emociones de otro nivel y no las que caracterizan a los politicos llaneros que conocemos en cada esquina y que tan hartos nos tienen.

    Es en verdad triste que se pisoteen los derechos de los trabajadores y mas aun, que se les destruya toda una trayectoria de lucha y trabajo nada mas por una cuestion administrativa que pudiera dejarse de lado en pro del avance de la cultura en este puerto, ya bastante daño ha hecho este sr. echando a perder los avances realizados por el Ing Ballesteros, teniendo solo alcances para enviar a su gente a desacreditar, (con todo el que pueda), la labor del anterior Director del IMCA; eso n o se vale,, que se ponga a trabajar o que renuncie, que ya sabemos que el saco le esta quedando muy grande para poder superar la gestion anterior.

  2. Norma E. Castro Salguero

    Una muestra más, efectivamente de lo mucho, ilegal e inmoral que se sigue dando en el actual gobierno por demás INEPTO, INSENSIBLE Y CORRUPTO, porque quienes no hacen su trabajo en un marco de la legalidad, del respeto a los derechos laborales, y al margen del cumplimiento de sus responsabilidades,son CORRUPTOS.

    Tanto que criticamos al gobierno de César Lizárraga Hernández, y lo hicimos por las mismas y peores causas que el actual alcalde lleva pasos agigantados por alcanzarlo y repetir el popular refrán: “quítate que sigo yo..”.

    El profesor Juan Carlos Cazasus Aguilar, todo un caballero, un excelente promotor de la cultura, pero qué saben los “burros de chocolates”…es más, alguien sintió seguramente la sombra del profesor Cazasus, y mejor lo quitó del medio para no sentirse más chaparro.

    Cosas peores veremos, sin duda…A mi, ya nada me extraña de éstos bárbaros…!

  3. Mozzter

    Pues hasta ahorita es como un barco a la deriva. El IMCA no da pinta de NADA. No conozco a fondo el trabajo que realizó el ingeniero Ballesteros y su equipo, pero creo que fue positivo. Aqui con este amigo que acaba de entrar las cosas van en retroceso, se han dejado de hacer muchas cosas.

  4. Asención Sánchez Vázquez

    No es extraño el accionar vengativo de Mauro Barrón. Desde inicios del pasado proceso electoral filtró sería el sustituto de Javier Ballesteros y lo correría junto a otros integrantes de su equipo de trabajo, a quienes difamó al través de página web más desacreditada que el dictamen sobre su hombría tras su nacimiento. Pero lo peor de todo es el daño que él, y el alcalde Otto Claussen, le harán gradualmente al tesoro municipal al perder, ello está garantizado, las demandas por despido injustificado que juran sobre la Biblia, no les tocará cubrir pues mediante senderos legales llevarán las demandas más allá de la presente administración. Pretender la firma de finiquitos a cambio del aguinaldo y proporcional de vacaciones fue y es una grave ofensa de quienes juraron respetar y hacer respetar las leyes. Arrieros somos… Como veo doy!!!

  5. Yadira Cota

    … Y no tiene la culpa el indio sino quien lo hace compadre…. y esto va para todos… tanto para quién puso a este personaje al frente de esta institución, como para los que votamos por el actual alcalde… pero lo importante es no seguir siendo complices voluntarios o involuntarios de estos gobernantes, la voz de los ciudadanos se tiene que escuchar proactivamente y no reactivamente, tenemos que denunciar a tiempo estos atropellos y por todos los medios posibles, no con el afán de perjudicar, ni con el afán de beneficios personales o partidistas, sino con el único objetivo de poder crecer como sociedad, como municipio, nos estamos quedando muy atras en el desarrollo, por la falta de denuncia y participación ciudadana. Ademas de la ineficacia de las instituciones que no estan dando los resultados… o si??

    Yadira Cota

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s