ENCOBIJADO:

72 horas tenía ya tirado, en La Ganadera, a mitad de un campo de beisbol, un cadáver encobijado.

A mí mismo me tocó verlo, pero a lo lejos nunca pensé en la comisión de un greve delito.

Lo curioso de este caso es que nadie puede pararse por allí a tomarse unas cervecitas con su pareja, porque al instante le caen todas las patrullas del rancho, celosas guardianes de las más estrictas normas morales, pero, por lo visto, ajenas a lo realmente grave que ocurre en esos andurriales.

Los más graves delitos, pues, poco a poco alcanzan a Empalme y Guaymas ante la total ineptitud, pero también la complicidad, de las fuerzas del orden (?)…!

(-eusebioosuna)

Deja un comentario

Archivado bajo 1

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s