LOS MOTIVOS DE CRISTINA

Las campañas mediáticas en el terreno de la simulación electoral, han impedido justipreciar el alcance de la recuperación del petróleo como bien nacional del pueblo argentino, a partir de la decisión de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner de recuperar para la nación el 51% del capital accionario de la petrolera YPF, propiedad de la transnacional Repsol, vieja conocida de los mexicanos.
El coro neoliberal ha lanzado mil conjuras en contra de esa medida porque atenta contra el modelo de estado “moderno” construido por las dictaduras militares o civiles en el continente sudamericano a partir de los acuerdos contemplados en el llamado Consenso de Washington, los cuales establecen políticas públicas que propician el desmantelamiento del Estado Benefactor para construir uno privatizador de los bienes nacionales a favor del capital, dejando las políticas de corte social por otras focalizadas a grupos marginados o vulnerables, con ánimos corporativos y coptativos, como a sucedido con “oportunidades”, en nuestro país donde sin recato las políticas públicas sirven para ampliar horizontalmente la base social del régimen en turno.
La presidenta argentina se vio obligada a tomar esta medida de recuperación, no estatización, porque el déficit fiscal del país se generaba a partir de las importaciones de hidrocarburos y la baja extracción del petrolera de YPF, empresa que jugaba con los altos costos de la importación de los derivados del petróleo, que incrementaron sustancialmente sus ganancias en la metrópoli, es decir en España, y de paso en forma abierta, la reinversión de ganancias o exploración de nuevos yacimientos se hacia a paso lento para favorecer las ganancias a partir de las especulaciones con el precio del petróleo, en consecuencia, peso mas en el animo presidencial los intereses de la población sobre los intereses del mercado, porque esta medida permitirá a la economía argentina un respiro frente a los altos costos de los combustibles derivados del petróleo, a mediano plazo.
Contrario a lo que pasa en México, en donde se fomenta la importación de gasolina para beneficiar a las transnacionales en perjuicio de los mexicanos, que periódicamente sufrimos el incremento de la gasolina y todavía estamos esperando la construcción de la famosa refinadora en el estado de Hidalgo, como muchas otras promesas del presidente del empleo.
La prensa internacional, el coro neoliberal y FECLA, ocultan los motivos que tuvo la presidenta Cristina, para tomar esa decisión porque cuestiona a fondo el modelo que ha llevado en México a que mas de la mitad de la población este entre los niveles de pobreza, pobreza extrema y pobreza alimentaria, eso si, pero muy reconocidos por los voceros del imperio.
Reiteramos Cristina tiene lo que a Felipe le falta.
el ciudadano.

1 comentario

Archivado bajo Colaboraciones

Una respuesta a “LOS MOTIVOS DE CRISTINA

  1. Francisco Hoyos

    El gran dilema es que el humano y especialmente los latinoamericanos somos muy cabrones. ahora la petrolera pasara al control del gobierno para dar paso al nacimiento de otro tipo de aristocracia, la cual se enriquecerá a mas no poder sin que el pueblo siga sin ver frutos ….. es la misma y eterna historia de las expropiaciones….
    nomas hay que ver como se administra en Venezuela a PDVSA y Pemex, entre otras. Los políticos se apoderan de ellas usándolas como caja chica, colocando a familiares y amigos en los altos puestos.. sin mencionar el sindicalismo zángano que se genera al rededor de las para-estatales…. ni pa donde hacerse…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s