POLÍTICA:

A desayunar, comer y cenar política a partir de este día y por los siguientes tres meses llaman.

Todos los postes de Guaymas amanecieron embarrados de basura electorera, con rostros sonrientes y bien fotochopeados, y así permanecerán hasta que el generoso transcurrir de los días, y los elementos naturales, los limpien de allí, porque ni modo de esperar que sean los interesados, y obligados, los que los retiren.

Los tiempos de la radio y la televisión, y los espacios de la prensa, se verán infestados de este cáncer abominable, y la mentira y la baba suplirán a la razón y la verdad, el chisme y la calumnia, por su parte, reemplazarán a las propuestas serias.

La política es hoy más puerca que nunca, sobre todo porque ya no habemos engañados: todos sabemos que su objetivo se reduce a la búsqueda ansiosa de la chuleta y luego de lograda, que ruede el mundo.

Hoy, como en 1826, los puestos no son para los más preparados y honestos para desempeñarlos, sino para los más corruptos, los más embarrados de mierda que garanticen por ello, sumisión total al jefe y se presten gustoso a cualquier cochinada…

Por allí andan un César, un Otto y un Toñito por si se duda de lo afirmado en el párrafo anterior.

Finalmente, queda comprobado que en Sonora, los puestos públicos son hereditarios: apellidos como Pavlovich, Gándara, Astiazarán, Claussen, lo demuestran.

Pregunto de nuevo: que no habrá otros léperos aparte de estos…!

(-eusebioosuna)

Deja un comentario

Archivado bajo 1

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s